domingo, 21 de marzo de 2010

Oxiuros y filarias

OXIUROS Y FILARIAS.




Oxiuros y filarias son parásitos.
Se propagan.
Larvas vermiformes de muchos insectos e individuos.
Orugas y lombrices.
Nematodos algunos, mas no siempre.
Cilíndricos o fusiformes, no segmentados.
Gusanos, que le dicen.
Gusano:
Persona vil y despreciable
-lo firma la Academia, tomá mate-
en pos de deyecciones de zurullo.
Parásitos del hombre y en especial del niño,
¿y por qué no?
parásitos de la mujer
y en especial, la tonta.
La hembra del oxiuro
es la peor de todas.
Se enfila hasta el recto
para anidar sus puestas
en área cavernosa.
Sus mordeduras provocan
molestísimo prurito en los rebordes del ano,
conducto excretor,
taladro de volcanes de intestinos
gruesos y delgados,
modestísimo ano de las aldeas globales.
No estoy especulando.
Lo dice el diccionario.
Quien pudiera ser poeta o María Moliner
para explicarles tan clarito
que a mi amado le cabían señeras
como bordón y estribillo,
las metáforas filiformes,
filisteas,
con pendones de reyes
proclamando pueblos y territorios,
alojados en impúdica codicia,
con afán de lucro
-Lupus est homo homini-
y animus dominandi,
en cierta zona oscura y húmeda
a la que denominan
los ganapanes que se la juegan de testigos del oprobio:
coño - sur,
trasero de los prados urbanos, ay,
montero de cámara (o de Espinosa)
culo del mundo,
que no consigue aún con qué rascarse.

No hay comentarios: