martes, 8 de septiembre de 2009

Mi vuelo...

Mi vuelo es el del pájaro diamante
que canta hasta morir en un desvelo
de bodas con la pájara distante
que toma de carnada y por señuelo.

Mi premio es la simpleza del instante
que espera cada noche su consuelo
en tiempos de buscar un nuevo amante
que pueda apaciguar ancestral duelo.


Veré nacer la luz de la alborada
con el arte por ancla como amarra,
como un pintor de maña atribulada.


Por celo del rasguear de la guitarra
me propongo cubrir la madrugada
con velos de una historia de cigarra.






de bodas con la pajarita andante*