jueves, 18 de junio de 2009

LOS DEVOTOS DE LA PIPA

Y aquí va una canción al estilo Brassens, dedicada a la banda de los Templarios de la Fraternidad Devotos de la Pipa, firmada por mí.





FRATERNIDAD BRASSENS.


Serrat, Serrano, Varona, Benja, Montero y otros.

LOS DEVOTOS DE LA PIPA.

Había una vez un cínico,
que gustaba pellizcar
las nalgas de una señora.
El tipo era un caso clínico
digno de destacar
pues lo hacía a cualquier hora.

El hombre era millonario
y tenía un buen andar,
solterón como hipocampo
era hijo de un comisario
por quien se hacía pasar
la droga, que era su campo.


Al principio nuestra dama
creyó poderlo pescar
porque tenía recursos
para llevarlo a la cama.
mas, no pudo derrotar
al fantasma de los Ursos.


En cuanto se descuidaba
tratando de bailotear
o girando por la pista
mientras nadie la observaba,
del oficio de espiar,
aparecía el artista.


Y siguiendo su costumbre
gustoso de molestar
le toqueteaba la cola
escondido tras la lumbre
del cigarrillo de star
y se iba sin decir ni: Hola.


Cansada de tal tormento
la dama sin titubear
le preparó este castigo:
puso en un cachete ungüento
agregó alcohol de quemar
y contrató un buen testigo.


Al llegar el invitado
como siempre sin pensar,
como una cuba borracho
palpó el culo bien untado
que le inspiró manosear
Era un pobre mamarracho.


La señora con astucia
preparó bien el ajuar
elegante para bodas.
Ante juez daba fiducia
del pecado de espiar
un fotógrafo de modas.


Y el tipejo atolondrado
ante el miedo de gastar
los días finales preso
por culpa de su entripado
la tuvo que desposar.
Como coda del exceso


de quien fue voyeur de musas
con aires de gran señor
condenado es por el diablo.
Que el que busca siempre excusas
y no paga al portador,

oigan bien lo que les hablo:
Preparen el asador.
Fraternidades de Brassens:
La última ríe mejor.

No hay comentarios: