martes, 6 de enero de 2009

HOY

Hoy es un tipo peligroso,
de ésos que descorchan las palabras
que suelen celebrar los alquimistas;
hoy vuelven
las devaluaciones del gourmet,
la desmesura de los incontinentes
continentales,
la incorrección teórica del ahorrista,
la belleza de los invisibles pendientes
que adornan las orejas y las cejas
de mis males
en el anillo de un trompo
de piedra dura.
En autopsia de martes por la tarde,
un cuerpo herido de furia
se mira en un espejo:
se derrumba el olor del azar.
De vuelta se oye un "muero"
rodando por callao,
el callao
de los pasos perdidos
y sus cantos rodados.

No hay comentarios: